El Colecho: Bebes protegidos y seguros. . . .Bebes Felices y Tranquilos

El Colecho: Bebes protegidos, seguros y felices.

Lactancia materna: Todo lo que necesitas saber

Lactancia materna: Todo lo que necesitas saber

¿Tienes dudas acerca de la lactancia materna?

En este artículo vamos a hablarte de todo lo que necesitas saber acerca de la lactancia materna. La mujer cuando tiene su primer hijo quiere saber de temas que beneficien la crianza adecuada de su bebé y uno de ellos es la lactancia materna.

Este es un proceso donde aprende la madre y el bebé de manera simultánea, por lo cual se hace necesario conocer los beneficios que se obtienen con la lactancia materna.

Los expertos han determinado que la lactancia materna es un elemento esencial en los inicios de la vida del bebé porque permite mayor unión entre la madre y el niño además de un adecuado desarrollo por ser el alimento más completo de la naturaleza pues aporta el sustento necesario para que el pequeñín pueda crecer y  desarrollarse completamente.

Pueden surgirte las siguientes dudas:

  • ¿cuál es la posición apropiada para dar pecho al bebé?, 
  • ¿Cuál es el tiempo que debo emplear para dar el pecho?
  • ¿Será posible envasar la leche materna para suministrarla al  bebé?

Y así una serie de preguntas que te inquietan pero no te preocupes te las vamos a  responder.

Uno de los mitos que se ha hecho popular es creer que la madre debe esperar que la leche le llene los conductos mamarios para dar al bebé porque acaba de dar a luz.  Pero en el tercer trimestre de la gestación, ya la leche materna se va formando. Lo que ocurre es que en esos primeros días tu bebé no encontrará suficiente satisfacción porque la leche aún no está madura. ¿Qué significa esto?

Leche materna una joya de la naturaleza

Tu bebé al nacer se enfrenta tan pequeño,  a su primera batalla: encontrar la manera de adaptarse a tu pecho, aunque creas que la leche que das en ese momento, es escasa, no debes preocuparte, pues poco a poco en horas, tu pequeñín comenzará a disfrutar lo que se conoce como calostro que no es más que una joya que tienes en tus manos.

El calostro tiene una composición diferente de la leche madura que produce la madre: inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos, vitaminas A,E y K se reconoce porque es un líquido seroso y amarillo. Se le conoce como el oro líquido. Esta maravilla no la tienen ni la leche madura ni la leche artificial.

Tu bebé está protegido desde el inicio de su vida ya que se transfieren anticuerpos. El proceso continúa, ya con el pasar de los días se produce en la leche materna un cambio se va tornando más blanca y eso es porque está comenzando a aparecer la leche madura rica en grasa y mantiene la composición para proteger el sistema inmunológico de tu bebé.

Alternar el uso del biberón con la leche materna

La lactancia materna es un acto innato, desde tiempos ancestrales.  Dar el pecho ha sido la forma por excelencia de alimentar a tu bebé y es un hecho que requiere  dedicación y tiempo porque abandonar este proceso una vez que lo has iniciado puede producir problemas de salud al recién nacido esto trae como consecuencia enfermedades tempranas que bien pueden prevenirse si solo amamantas sin interrupciones.

La modernidad, la rapidez de simplificar el tiempo por las múltiples ocupaciones de la madre, la desinformación sobre el tema, la proliferación en el mercado de las fórmulas lácteas, hacen del uso del biberón una alternativa para la alimentación del bebé.

¿por cuánto tiempo debo dar el pecho a mi bebé? 

Sobre este tema también existen muchos mitos pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que al recién nacido se debe dar el pecho primero por un tiempo de 6 mes y luego continuar este proceso hasta que cumpla 2 años pero teniendo en cuenta en éste  último período que la lactancia se deberá combinar con alimentación complementaria.

Lactancia materna: trucos y consejos

Los maravillosos beneficios de la lactancia materna

Los beneficios no se hacen esperar, los recibes tanto tú, como tu pequeñín.  En tu caso:

  • Reduce la depresión post parto
  • Reduce el riesgo de anemia
  • Ayuda a bajar de peso
  • Previene el cáncer de mama
  • Te ayuda a llevar el útero de nuevo a su lugar
  • Previene que aparezca la osteoporosis después de la menopausia

Ahora para tu bebé los beneficios son muchos: La leche materna contiene todo aquello que él necesita para desarrollarse sano y fuerte, contiene anticuerpos especiales que lo protegen de infecciones respiratorias, gripe, infecciones de oído, diarreas, alergias, le ayuda con la digestión evitando que padezca de estreñimiento.

Dudas frecuentes sobre la lactancia

¿Qué puede ocurrir la primera vez que das el pecho?

Pueden presentarse molestias que muchas veces evitan que tú como madre te inhibas de dar el pecho, como por ejemplo las grietas en el pezón por la fuerza de la succión de tu bebé, que su boca no se acople completamente a tu seno. Es indispensable que hagas el esfuerzo para que el período de adaptación se haga más fácil.

¿Cuál es la posición ideal para dar el pecho?

Buscar la comodidad de ambos. Esta personita, debe tener su cuerpo en línea recta y bien pegado a ti, sin que gire la cabeza para que abarque más la aureola con el labio inferior que con el labio superior cuidando que no le obstruyas su nariz.

¿Sabes cómo lo logras?

Le rozas la nariz con el pezón y tu bebé abrirá su boca y esto le permitirá mayor agarre para comenzar a succionar. Lo vas a observar porque sus mejillas estarán redondeadas y no emitirá sonido con los labios ni con su lengua. ¡Esto es perfecto!

Para la mamá hay dos opciones:

  1. Dar el pecho tendida en su cama porque prefiere darle al bebé en una posición donde quede más bajo para evitar que el bebé gire su cabeza; si así lo prefieres, es mejor girarle el cuerpo completo hacia ti sosteniéndole para que no ruede y quede exactamente frente a tu cuerpo.
  2. Ahora si prefieres dar el pecho sentada también colocas tu bebé girado hacia ti y con la ayuda de un almohadón de lactancia, lo puedes hacer sin complicaciones. Las recomendaciones de higiene para la lactancia van desde el lavado del pezón hasta el lavado de tus manos.

Tanto si vas a dar el pecho a tu bebé como si vas a vas a darle biberón te recomendamos que utilices una almohada para embarazadas o cojín de lactancia. Aquí puedes ver los mejores cojines de lactancia.

¿Cuál es la frecuencia para dar el pecho  a tu bebé?

Tu bebé se va a sentir tan confortado que se dormirá a cada momento y dejará de succionar; entonces muy delicadamente tendrás que estimularlo para que continúe su alimentación, esto será por espacio de 10 a 15 minutos cada seno. La lactancia se realiza cada 2 horas durante el día y la noche.

¡IMPORTANTE! 

En el lapso donde cambias de seno, debes colocar al bebé en el hombro y con pequeñas palmaditas en su espalda le sacas el aire que pueda tener, es lo que se conoce como eructo y repites este acto al finalizar el proceso de amamantamiento.

Sugerencias para optimizar la lactancia materna

  • Si quieres tener el éxito esperado durante el período de la lactancia materna puedes recurrir en primera instancia a los profesionales en el área.
  • No prestes atención a personas que quizás con buena intención te hacen recomendaciones que no están actualizadas ni van de la mano con nuevas experiencias.
  • La comodidad que adoptes para dar el pecho es punto determinante para lograr que tu bebé quede satisfecho y tú no te agotes por la actividad que demanda la lactancia.
  • Debe ser un espacio apacible, sin interrupciones para que tu bebé se alimente tranquilo.
  • Puedes utilizar el sacaleches, que es un artefacto que te estimula la producción de leche y hasta podrás almacenarla observando las normas establecidas  para ello.   
  • Usar ropa cómoda adecuada para dar el pecho, allí puedes incluir los topes para el pezón que evitas que te ensucies cuando estas fuera de casa.

Espero que estos consejos te ayuden para que tanto tu como tu bebé, seáis felices.