El Colecho: Bebes protegidos y seguros. . . .Bebes Felices y Tranquilos

El Colecho: Bebes protegidos, seguros y felices.

Menu

La llegada del bebé ¿Cómo afrontar la primera noche?

La primera noche del bebe en casa

¿Sabes que hacer en la primera noche con tu bebé?  Si sigues leyendo te encontrarás varios consejos que te ayudaran a sobrellevar la primera noche con tu bebé con éxito.

Después de pasar por el parto y tener personas especializadas para atender tanto al bebé como a ti, llega el momento de ir a casa.  ¿Cómo?, ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Será que puedo? Son algunas de las dudas que asaltan tu cabeza. Ese chiquitito, indefenso, sano y hermoso debe ser atendido. Saber cuándo llora, por qué lo hace.

Comienza un proceso de exploración para conocerlo y establecer una comunicación con el recién nacido. Te parecerá difícil, pero es solo unos días luego irás acoplándote a tu propio ritmo y llegará la calma.

¿Qué hacer si estás cansada y debes atender al bebé al momento de dormir?

  1. Tener calma para que puedas pensar con claridad recordando todo lo que necesitas para el cuidado del bebe en el momento próximo a dormir. Te darás un baño, comerás y escucharás buena música, esto te va a relajar.
  2. Coloca cerca de ti todos los utensilios y productos que necesitas para atender al bebé, como por ejemplo: pañales, cremas, ropa adecuada de acuerdo a la temperatura de la habitación, biberón, mantitas, etc.
  3. Cuando el bebé se duerma, debes aprovechar el tiempo, también tú lo harás y así, te vas a recuperar pronto, volverá tu energía y no te sentirás tan abrumada.
  4. El sueño reparador, buena alimentación e hidratación constante te ayudaran a la producción de leche. Papá tendrá que ayudar al cuidado del bebé mientras tú duermes.
  5. En algunos momentos pensarás que el tiempo corre muy rápido porque tendrás que dar el pecho por espacios muy cortos, sumando el tiempo que tardarás sacando los gases del pequeño, pero mientras más abraces al bebé y lo acaricies, estimularás el vínculo materno esencial para establecer una comunicación entre ambos. 

¿Cómo puedes adaptarte a  la alimentación del bebé durante la noche?

Tu vida ha dado un vuelco de 360 grados. Ahora harás un cambio en función de ese pequeño visitante que llegó para quedarse. Los especialistas recomiendan alimentar al bebé quien será muy puntual cuando tenga hambre, por espacios de tiempo de 2 a 3 horas. Si te retrasas, por supuesto comenzará el llanto.

Generalmente desde la primera noche hasta que logres una adaptación completa, tendrás que aprender a controlar la incomodidad y temor que produce el llanto del bebé recién nacido.

La paciencia es un reto para ti en este momento. No será fácil, porque no hay un procedimiento perfecto que al implementarlo todo salga a pedir de boca.  Todo se va logrando por ensayo  y error.  Llora la primera noche, con la práctica aprenderás a deducir la razón del llanto: tiene frío, hambre, se siente mojado o simplemente quiere olerte y sentirte. La adaptación de todos, será con el correr del tiempo.

Debes preparar un espacio para dar pecho al recién nacido, una mecedora o sofá cómodos, cojín para lactancia, luz y temperatura adecuadas.

Sin embargo, tienes otra opción para esta actividad que es el uso del colecho. Es utilizado por muchas culturas, especialmente aquellas que practican “la crianza con apego” que busca la salud y la felicidad de los niños. Es dejar al bebé dormir en la cama con sus padres pero eso sí, observando ciertas normas de seguridad.

Esto te va a permitir mayor descanso durante la noche y se disminuirá el estrés que le produce al bebé tener hambre y que no puedas atenderlo con rapidez.

También puedes utilizar la cuna de colecho, cuna portátil o moisés mientras el bebé se adapta a su nueva casa, la puedes colocar al lado de tu cama. También podrás descansar más tiempo porque desde allí observarás a tu bebé mientras duerme y tú concilias el sueño.

Con la cuna portátil o moisés podrás colocar en tu cama al bebé para darle el pecho, simplificando tiempo y esfuerzo. Esta cuna portátil proporciona gran facilidad al mover el pequeño de un sitio a otro dentro de la habitación o en cualquier espacio de la casa.

La ayuda de mi familia ¿es aconsejable en esos primeros días del bebé?

La primera noche que el bebé esté en casa, el trabajo se hará mucho más fácil si tienes toda la colaboración del padre, porque además de haber pasado por el parto, ahora te enfrentas a los malestares de la lactancia producidos por dolor en tus senos y la angustia de creer que no podrás asumir la responsabilidad de cuidar a esa personita que llegó a tu vida.

La llegada del bebe sera mucho mas placentera con la ayuda de la familia

Es recomendable recibir la ayuda de algún familiar para realizar las tareas de la casa, hacer los recados, organizarlo todo, mientras tu atiendes al bebé que es la prioridad del hogar al menos los primeros días.

También esa ayuda te permitirá evitar que tengas muchas visitas que al final del día te han ocasionado mucho estrés. Todo esto requiere de planificación entre todos.  Compartir las obligaciones, evitará que te sientas fatigada.

Los padres y el cuidado del bebé la primera noche en casa

Algo que hace la mayoría de los nuevos papás es que ambos se desvelan porque quieren observar si el bebé está bien, o si está respirando.  ¡No, no te preocupes, les pasa a todos!

Si el bebé duerme plácidamente, debes dejarlo para que cumpla su ciclo. Es en ese preciso momento donde tú deberás conciliar el sueño para que recuperes fuerzas.

Te recomiendo respetar la rutina a la cual estás acostumbrando a tu bebé como por ejemplo su hora de alimentarlo, sus horas de sueño, porque él se adaptará con mucha rapidez de modo que te quedarás sorprendida de sus adelantos, que cuando los notes, lo celebrarás con toda la familia.

Despide de tu mente todas aquellas ideas que te inquieten, porque tiendes a escuchar consejos de muchas personas y cada quien te lo dice desde su propia vivencia, por eso este acontecimiento nadie va a vivirlo por ti.

Finalmente un bebé recién nacido es una bendición para tu hogar que trae consigo gran responsabilidad y aprenderás a asumirla cada segundo de tu rutina diaria.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado para poder afrontar la primera noche del bebé en casa.